Cómo evitar que te hagan una faena

Si es que hay personas que van por la vida pensando en cómo pueden amargársela a los demás, dirás tú.

Cierto. Te diré cómo lo encaro yo cuando me encuentro con uno de estos especímenes.

269H
Por Ryan McGuire de Bell Design – Gratisography

Lo primero, porque soy humana, rumio en silencio durante un rato y echo pestes. ¿Por qué tiene que venir esa o ese especie de ….. (aquí pon lo que mejor encaje, seguro que acertarás) a fastidiarme, cuando yo estaba tan tranquila sin meterme con nadie? En próximos posts abordaremos algunas de las teorías de por qué existe ese tipo de personas. Es un tema interesante en el plano teórico, pero por ahora centrémonos en lo más urgente y vamos a aminorar los daños en la medida que nos sea posible.

Se trata de un sencillo procedimiento en tres pasos. Empieza desde el momento en que te han hecho la faena. A continuación:

  1. Suelta todo. No te dejes nada dentro. Tienes que encontrar la forma de echarlo fuera de ti, manifestarlo al exterior, el cuerpo necesita sentir plenamente las emociones de ira, frutración, deseos de venganza, impotencia, dolor y miedo que suscita una acción indeseada que ejerce sobre ti otra persona. De lo contrario, todas esas emociones -que son necesarias, ojo, la especie humana no habría llegado hasta aquí sin ellas- se acumularán en tu amígdala y podrían hacerte enfermar. Grita, pega golpes a los muebles, o a una pared con algo, o a la almohada, chilla y siente plenamente. Pega patadas a algún objeto inanimado, no sé, hay cientos de formas de dejar salir los sentimientos acumulados. Dedícale entre 10 y 40 minutos. ¿Te acuerdas cuando niño de haber tenido una rabieta descomunal, y lo descansado que te quedabas después de todo el numerito de llanto, gritos y protestas? Agotado, pero satisfecho. La idea es esa. Adelante. No te cortes. Dale duro.
  2. Una vez expresado el problema, vamos a graduar su importancia. Voy a ser cruda, pero yo utilizo este método y me funciona: digamos que te mueres mañana. En el momento de morirte, ¿cómo evaluarías ese problema de 1 a 10? ¿No te acordarías de él para nada? ¿O es tan relevante que tendrías que volver como fantasma para solucionarlo, porque sino no eres capaz de pasar en paz al siguiente plano? Diez contra uno a que has respondido lo primero. Más del 90% de nuestros problemas son tonterías sin importancia que engrosamos artificialmente. Es la proverbial bola de nieve.
  3. Ahora piensa posibles soluciones. Está la de hablar con la persona, claro, pero a lo mejor no te apetece nada, por múltiples razones.
  • Si te ves capaz y deseoso, y la otra persona no es por ejemplo un perfil pasivo-agresivo que sabes que no tiene remedio, como ya no tienes toda esa energía dentro, pues la has liberado en el primer paso, puedes intentar solucionarlo hablando. Si además le puedes proponer una alternativa o varias aceptables, irás con varias armas en tu poder para que la otra persona se abra a llegar a un acuerdo.
  • Si eres como yo, y lo de hablar las cosas se te da bastante mal (hey, no pasa nada, nadie es perfecto), me ha ocurrido muchas veces que tras haber valorado la importancia del problema, me doy cuenta de que puedo vivir perfectamente con ello sin hacer nada, porque realmente no me afecta apenas. Oye, mano de santo. Le quito toda la carga energética al problema (en ocasiones uso además técnicas como pueden ser el Ho’oponopono para ya bordarlo), y es que en dos o tres días ni me acuerdo de lo que ha pasado.

Tres sencillos pasos que pueden ayudarte con el 90% de las cuestiones cotidianas que te molestan. Prueba y verás qué cambio en cuanto los incluyas de forma automática en tu vida. Mucha suerte y si quieres contar tu experiencia, tienes los comentarios a tu disposición.

Nos encantaría que opinaras

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.