La familia… y uno más

suegrosmejjorar

El chiste gráfico es muy bueno. El encaje familiar siempre es difícil. Si vas a presentar a tu pareja a tus padres por primera vez, por ejemplo, ten en cuenta tres cosas. Parece que exagero, pero verás que no.

  1. Primer punto: tu amorcito puede ser lo más perfecto de la Tierra, talentoso, brillante, guapísimo, agradable, buena persona… Da igual. El 99.9% de los padres le pondrán algún ‘pero’. Si no te lo dicen de frente, cuchichearán a tus espaldas. De forma que resígnate y no sufras por eso, es inevitable. Y si es inevitable, ¿para qué vas a gastar energía a lo tonto, verdad?
  2. Durante los primeros tiempos, la chispa consecuencia de la fricción entre el nuevo miembro de la familia y los antiguos puede saltar en cualquier momento. Es como estar sentado sobre un polvorín. Sabes que tarde o temprano va a pasar algo. Por ello, ten preparadas vías de emergencias para la ocasión. Porque aunque empiece a lo tonto, el conflicto irá escalando hasta alcanzar dimensiones bíblicas, si lo dejas a su aire. ¿Y tú no deseas eso, verdad? Pues ya sabes, frases como «¡dios, qué tonta, pero si habíamos quedado con Loli, y mira qué horas» o «¡ay, creo que me dejé la cocina encendida, tenemos que irnos!» o la impagable «¡me duele el estómago, llévame a urgencias» pueden servir para interrumpir lo que va camino de convertirse en una hecatombe. No lo dudes, aplícalas. Y largaos cuanto antes de la zona 0, por una buena temporada a poder ser.
  3. Tendrás que ir por lo menos a un acontecimiento familiar con tu pareja en los primeros dos años. De hecho, uno es el mínimo. Convendría tal vez a dos o tres. Tomaos una o dos pastillas de valeriana antes de salir de casa, para ir bien atontados y que lo máximo que puedan llamaros es ‘lerdos’. Porque si vais bien despiertos, las insinuaciones, bromitas y ofensas más o menos disimuladas, menos que más, pueden poneros en tiempo récord en la situación 2. Y si volvemos a la situación 2, pues ya sabéis, salida de emergencia.

Aguantad hasta que pasen dos años de relación, y la gente empiece a veros como una unidad estable. Entonces las cosas cambiarán… no necesariamente para mejor, pero los consejos ya serán de un cariz más… en fin, distinto. Como en la serie ‘Jungla de Cristal’: la primera fue en un rascacielos, la segunda en un aeropuerto. En la variedad está el gusto y de eso, en una familia, hay para dar y tomar. Ánimo y disfrutad de vuestro amor al máximo.

Nos encantaría que opinaras

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.