La app que se convertirá en una pesadilla de jefe y te hará trabajar sí o sí

Si sabes inglés, mejor, pero si no, tampoco te costará tanto usar esta aplicación. Se trata de la única aplicación que he encontrado REALMENTE útil para sentarme y trabajar durante horas. Aviso: no es una app políticamente correcta, por lo que si eres muy puntilloso en ese aspecto, mejor pasas de largo.

productivity challenge timer

Precisamente porque es muy simple. Y porque, como se explica al principio (en inglés, desgraciadamente no la hay en español, aunque eso no impide que la uses, como verás), el creador de la aplicación ni siquiera permite hacer pausas en medio de la sesión de trabajo. O trabajas, o te cruje. Y si no trabajas, además te degrada de puesto, y bajas a un grado inferior, con sonido ignominioso y descalificaciones incluidas, para que veas que no está contento contigo.

En cambio, cuando cumples y trabajas varias horas seguidas, vas ascendiendo, y todo son parabienes en la pantalla. Si empiezas en la categoría / rango (RANK) de ‘vago recalcitrante’ y vas subiendo poco a poco por la de “obrero medio en coma” y “obrero aburrido” hasta la de “trabajador competente” y más allá (confieso que hasta ahí no ha llegado), no puedes descuidarte un solo día, o volverás a bajar.

productivity-challenge-timer-4

Además obtendrás trofeos curiosos, como el de ser “el que más veces has cortado una sesión en seco”. Porque si bien no puedes pausar la sesión y volver a empezarla, puedes anularla (‘Forfeit work session’ o ‘Void last work session’), gritando (dándole a la tecla): “¡Me rindo, me rindo! (I give up!)”. Te pregunta para confirmar, y siempre pulsando la tecla de la izquierda, puedes anular la sesión.

Cada vez que acaba una sesión, te anuncia que puedes tomarte un descanso (BREAK). Entonces eliges:

  • Tomar el descanso (Take a break)
  • Pasar del descanso y seguir como un jabato -Solo para corazones fuertes (Skip break). Entonces se pone a vibrar como loca, y a acusarte de que ya te estás escaqueando, y que pulses el botón de iniciar una nueva ronda de curro (start work session) ¡ya, pero ya es ya! Y no dejará de berrear hasta que lo hagas, así que atente a las consecuencias.
  • Vaciar la última sesión de trabajo (Void last work session), porque has hecho trampas y has estado por ahí danzando, en lugar de dedicarte a lo que debías. ¡Te hemos pillado, eh! Si es que hemos sido frailes antes que curas.

Lo primero, sin embargo, es establecer un proyecto (project): En la página de entrada a la app verás arriba el sector del trabajo (Work), y más abajo los proyectos (projects), las estadísticas (stats), configuración (settings), y aún más abajo los logros que vayas consiguiendo (achievements), y a la derecha la posibilidad de respaldar tu historial (backup), para que puedas tenerlo o recuperarlo en caso de que pierdas o cambies el móvil, y finalmente la sección About, que en inglés te cuenta de qué va la aplicación.

Como te decía, lo primero es establecer un proyecto en la sección de ‘projects’. Allí le das a “Añadir un nuevo proyecto (Add a new project)”. Se te abre una pantallita donde te pide que nombres el nuevo proyecto: por ejemplo yo tengo puesto “trabajar 5 horas al día”.  Cuando lo hayas titulado, vuelves a la pantalla principal dándole a la flecha de vuelta atrás que está arriba, lo primero que hay escrito en la pantalla justo delante de ‘Projects’. También puedes retroceder con el botón de retroceso del móvil.

Llega la hora de establecer los ajustes. La aplicación se basa en la técnica de los pomodoros: son sesiones de trabajo de en principio 25 minutos que tienes que completar. Luego tienes un pequeño descanso, y a continuación sigues con el siguiente pomodoro. Esta técnica te puede ser muy útil a la hora de ponerte a trabajar, porque divide el tiempo en segmentos, y te permite ir haciendo poco a poco lo que tienes que hacer. No te olvides de respetar los descansos, sin embargo, y de no sobrepasar el tiempo que tienes previsto cada día. Así no te agotarás en la primera jornada, y sabiendo que lo de trabajar tiene un límite y que no lo sobrepasas, estarás motivado para seguir al día siguiente (“Hago 5 horas de trabajo y cuando acabe las 5 horas no sigo, aunque me quede por hacer: es mi tiempo libre, me lo he ganado, y mañana sigo”).

PREMISA FUNDAMENTAL: El tiempo libre es tan importante como el trabajado, y debes respetarlo a toda costa. Si no, te desmotivarás en seguida, y no serás capaz de construir un hábito consistente en torno al  trabajo o estudio diario que tienes que hacer. 

Tras haber plasmado el objetivo, vete a la sección de ajustes (Settings) en la pantalla principal.  Empieza a completar los campos. Van en el orden siguiente (en inglés):

  • Duración de la sesión de trabajo (yo tengo puesto 55 minutos, pero puedes poner media hora para empezar suave, si quieres).
  • Sonido cuando esté casi a punto de terminar la sesión (yo lo he fijado 2 minutos antes de que acabe la sesión; tú puedes poner 3, 4 o 5 minutos antes, como gustes).
  • Periodo de descanso entre sesión y sesión (por defecto, es de 15 minutos).
  • Periodo de descanso largo si logras completar varias sesiones seguidas (por defecto, 30 minutos).
  • Intervalo necesario  para tener un descanso largo: yo tengo puesto completar 3 sesiones de trabajo seguidas.  Pero… ¡ojo! si tardas entre una sesión y otra más de tres horas, no te aparecerá la posibilidad de realizar el descanso largo. Tendrás que volver a empezar de cero las 3 sesiones seguidas.
  • Forma de organizar los proyectos (puedes tener varios en marcha, aunque yo solo tengo uno, para centrarme bien): elige entre nombre o el último en el que hayas trabajado.
  • Existe la posibilidad de respaldar los resultados de trabajo obtenidos en Ask me, Google Drive, Dropbox, Evernote o One Drive. Allí podrías tener almacenadas tus estadísticas si quieres.
  • Además, la aplicación te da la posibilidad de no juzgarte y ponerte a caer de un burro cada vez que dejes de trabajar como debieras, o no mantengas la disciplina a diario. Marca la casilla que sigue a “Don’t judge me”. Aunque te advierto que, si la marcas, la aplicación pierde casi toda su gracia, que es la de tener una app madre/jefe echándote la bronca cada dos por tres. Por ejemplo, si acaba el periodo de trabajo, y acaba también el tiempo de descanso (que puedes elegir entre hacer o no, o continuar trabajando todo seguido), y aún no has vuelto al remo de la galera, o sea, al tajo, el teléfono empieza a vibrar como loco, y sale un mensaje perentorio en la pantalla, que dice algo así como: “¿Qué haces que no estás currando? ¡Vuelve a tu puesto inmediatamente!”.
  • Después llegan otros ajustes para notificarte con sonidos (notification sound chanel), poner el nivel de sonido de tictac (ticking sound volume) mientras trabajas (yo lo tengo puesto al 80%), y el volumen que quieres darle a otros sonidos de la app (other sounds volume).
  • Más opciones: que vibre cuando hayas completado una sesión (vibrate on complete), que aparezca la pantalla en primer plano del móvil cuando hayas completado la sesión (turn on screen on complete), y también mantener la pantalla en primer plano todo el tiempo (keep screen on). Por último, te da la posibilidad de no enviarte notificaciones (do not keep updating notification): yo esa no la tengo marcada, porque me gusta que me las envíe, y que me avise de que tengo que ponerme a trabajar otra vez.

Normalmente entrarás desde la pantalla de inicio a la sección WORK (TRABAJO):

productivity-challenge-timer-2

Allí empezarás nueva sesión, y empezará el tictac mientras la completas, y el cronómetro corre. El letrero ‘Forfeit work session’ que viene debajo es para anular la sesión (¡usar solo en caso de vida o muerte!). Entonces se abrirá una ventanita que pide confirmación (Sí = Uncle!; No= No! I can do this!, lo que traducido libremente significa ‘¡No! ¡Resistiré!’). Si anulas, empiezan los pitidos. Tú mismo.

Más abajo, en la pantalla se te muestra:

  • Current project (el proyecto en que estás metido)
  • Work sessions completed today (sesiones de trabajo que has completado hoy)
  • El promedio de sesiones que has completado a diario en la última semana
  • El rango que has alcanzado (trabajador eficiente, vago recalcitrante,…)

La aplicación tiene Estadísticas (Stats), con gráficos diversos, que te permiten ver muy fácil cuántas horas trabajas cada día, el porcentaje que trabajas cada día en una determinada hora (por ejemplo, yo entre las 10 y las 15 horas es cuando más porcentaje de trabajo tengo realizado a lo largo del tiempo, porque en esa franja horaria es cuando más suelo estar trabajando). También los minutos que trabajas por día (minutes worked by day), y el total de horas dedicadas a cada proyecto desde que te pusiste a usar la app (projects worked on).

Y al final te pide que les des una valoración a la aplicación, a lo que puedes responder “oooh, vale, valoraré tu tonta aplicación” o “no, y deja de darme la brasa”. La respuesta te da idea de la informalidad con que se desarrolla todo en esta app. Aún así, te lleva con mano de hierro a ser una hormiguita laboriosa.  Pruébala y nos lo cuentas.

¿Trofeos que puedes obtener?

  • What does this button do? (¿Para qué sirve este botón?) — el del novato atontado.
  • Well, that was fun (Bueno, incluso me divertí) — cuando acabas tu primera sesión de trabajo. No te lo crees ni tú. La aplicación te dice entonces: “Todo el mundo tiene que empezar por algún sitio. Has acabado tu primera sesión de trabajo, y ahora probablemente estás perdiendo todo tu tiempo de descanso leyendo esto”.  Y lo estás haciendo, ¿a qué sí? ;-). ‘Break’ es descanso.

productivity-challenge-timer-1

  • One foot off the couch (un pie fuera del sofá) – has trabajado por al menos dos horas en un solo día. Estás irreconocible, macho.
  • Now repeat that 8000 times (ahora repítelo otras 8.000 veces, y listo) – Has trabajado cuatro horas en un día, y tu mamá / novia piensan en llevarte a Urgencias. Eso es lo que el empleado más eficiente de una multinacional llega a hacer en un día. O las horas que sus compis menos eficientes pasan delante de la expendedora de café. Estás hecho una máquina.
  • A minor setback (ganas este trofeo cuando has pasado cuatro días sin usar la aplicación, y luego retomas el curro: la aplicación te lo da porque ha sido la primera vez, pero te advierte que como se repita, na de na, y prepárate).

Y así sucesivamente, los trofeos se van descubriendo a medida que los ganes. Los mensajes, tanto aquellos en los que se te pone a caer de un burro por ser un holgazán, como aquellos otros en que se te asciende/degrada/informa de la obtención de un trofeo y demás, aparecen en la parte de abajo de la pantalla. Si no sabes inglés siempre puedes acudir a Google translator, y en un minuto tendrás idea de qué tipo de insulto te está lanzando la aplicación por vago, más que vago, so vago y requetevago.

Las actividades que estoy describiendo son parte del uso gratuito de la aplicación. Si quieres, puedes pagar para obtener el completo acceso. Pero usándola gratuitamente ya es una aplicación buenísima, en mi opinión. Yo he probado muchas apps de productividad y al final siempre vuelvo a esta.

Productivity Challenge Timer te advierte que no sirve para organizar horarios, ni planear tu día. Solo para sentarte y empezar a trabajar una hora, y otra, y otra… “Si no eres capaz de arreglártelas tú solito para hacer lo que se supone que deberías estar haciendo, esta aplicación no es para ti”, te dice desde el principio. Las cosas claras y el chocolate espeso.

También insiste en que nada de pausas durante la sesión, “así que si tu vejiga aguanta poco (sic) y necesitas pausar cada pocos minutos, tampoco te seremos de ayuda”. La sesión más corta de trabajo que puedes fijar es de 10 minutos y no se admiten interrupciones. “Porque yo uso esta app también, y sería el primero en aprovecharme de hacer pausas para perder el tiempo en tonterías si introduzco esta característica”, admite su creador. Más sabe el diablo por viejo…

El propósito último es que “trabajes duro”. Ni vida sana, ni otras milongas. Por eso la aplicación no te permite irte de vacaciones, ni tiempo de conciliación con tu familia, ni otras excusas, y te pondrá como chupa de dómine en cuanto note que flaqueas.

Si echas de menos a tu mamá, cuando te sacaba de la cama casi a empujones para ir al cole cada mañana. O si quieres tener un jefe borde, y no lo has conseguido hasta ahora, Productivity Challenge Timer es la respuesta a tus oraciones de masoquista. Empieza a remar. 

Un último aviso: La única forma de parar los pitiditos y de poder dormir algo por la noche, cuando ya hayas trabajado lo tuyo, es salirte de ella y volver a la Home del móvil. Aún así, te perseguirá en tus pesadillas. Es el Terminator de las apps. ¿Te atreves con ella? Te advierto que crea síndrome de Estocolmo y adicción. ¿La pruebas? Si sobrevives, avisa en la sección de Comentarios.

 

Un comentario Agrega el tuyo

Nos encantaría que opinaras

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.