¿Un cuerpo 10, un trabajo 10? Ponlo en tu mente y llegará a tu vida

Hoy os incluyo un vídeo que me ha llamado la atención en YouTube. No es el típico vídeo sobre lograr buena forma física, sino que destaca entre todos los demás porque antes de empezar a proponerte ejercicios para hacer en series y así eliminar la tan temida barriguita, opta por una solución previa: la programación mental.

No es que los ejercicios físicos realizados con constancia no funcionen. Pero es muy difícil mantener esa constancia, pocos lo consiguen. En cambio, programar la mente se puede hacer en muchos momentos del día, sin que nadie lo note, y los resultados al cabo de una semana son ya casi mágicos.

Tu cuerpo empezará a moldearse como resultado de la imagen mental que proyectas en tu mente una y otra vez. Si no quieres barriguita, el primer esfuerzo es el más difícil, pues has de imaginarte a ti mismo / a con el abdomen plano o casi plano, y eso cuesta, pues estás acostumbrado a que el espejo te diga lo contrario.

Deja de mirar al espejo durante un tiempo y proyecta en tu cabeza una imagen mental de tu cuerpo sin barriguita. De forma casi imperceptible, al hacerlo ya empezarás a mejorar tu postura, a estirarte, y a adoptar la pose idónea para que la barriga vaya gradualmente diluyéndose. Sé constante con las visualizaciones y sigue incorporando a tu programación cerebral la imagen de ti mismo como un tío bueno / tía buena.

Si necesitas ayuda para imaginarte, puedes buscar en Google imágenes de vientres planos, o de cualquier otra parte del cuerpo que quieras mejorar. Si tienes mucho tiempo libre, incluso puedes escoger un cuerpo desnudo perfecto y colocarle encima tu cabeza, con un efecto Photoshop (no hace falta que sea perfecto, basta con que sea suficiente para hacerte una idea). Incluso con el programa Paint puedes completar una aproximación. A continuación mira y remira tu propia imagen mejorada, la cual te ayudará en tus visualizaciones. Sé consistente con la visualización, y pronto el cuerpo que te estás imaginando será el mismo que en la vida real. Te sorprenderás.

Lo bueno de esta técnica de visualización es que, una vez acabes de emplearla para mejorar tu cuerpo, puedes usarla en otras áreas de tu vida. Por ejemplo

 

  • para progresivamente tener más ingresos. Si quieres conocer otros métodos, te recomiendo mi libro ebook Las 10 técnicas mentales para empezar a ganar más dinero (Maya Ruibarbo). No obstante ya solo con las visualizaciones en las que te ves una y otra vez de forma repetida ganando un buen sueldo comenzarás a notar más abundancia en tu vida.
  • las relaciones: si te abres mentalmente y te ves en tu mente conociendo nueva gente genial y haciendo buenas migas con ellos, tu deseo no tardará en hacerse realidad. La gente adecuada para ti acudirá a tu vida en breve.
  • el trabajo: imagínate logrando el trabajo que te hace feliz. Detalla en tu cabeza todo lo que deseas que caracterice ese trabajo para que sea idóneo para ti.
  • cualquier otro campo en el que desees avanzar: si lo que quieres es encontrar una casa en el campo y abandonar la ciudad, visualiza la casa tal y como querrías que fuese. Si deseas ser mejor en una afición, practica con una imagen mental. Y así sucesivamente.

La visualización es el nuevo coaching. Entrena, entrena, entrena. ¡Y luego vas y nos lo cuentas, eh!

Nos encantaría que opinaras

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.