¿Con pasta o sin pasta? Tú eliges: Las 13 mayores diferencias entre personas ricas y pobres – T. Harv Eker

Ah sí – la gran división.

Entre los ricos y los pobres. ¿Cómo son tan diferentes entre sí?

Cada vez, y me refiero a cada vez, que te culpa, justificas, o te quejas, es como si te estuvieras acuchillando a ti mismo, financieramente hablando.

Sin embargo … puedes elegir entre ser una víctima o puedes ser rico, pero no puedes ser ambos. ¡Y a continuación viene el por qué!

1. La gente rica juega el juego del dinero para ganar. La gente pobre juega el juego del dinero para no perder.

El objetivo de la gente verdaderamente rica es tener una cuantiosa riqueza y para muchos de ellos, también el poder ayudar a mucha gente.

Uno de los principios que enseñamos en nuestros programas es: «Si disparas a las estrellas, al menos tocarás la luna». Los pobres ni siquiera disparan contra el techo de su casa y luego se preguntan por qué no han tenido éxito.

2. Las personas ricas están comprometidas con ser ricas. La gente pobre solo desea ser rica.

La razón número uno de la mayoría de la gente no consigue lo que quiere es que no sabe lo que quiere. Las personas ricas tienen totalmente claro que quieren riqueza. Son inquebrantables en su deseo. Están totalmente comprometidos con la creación de riqueza. Mientras sea legal, moral y ético, harán lo que sea necesario para tener riqueza. La gente rica no envía mensajes contradictorios al universo sobre la riqueza. La gente pobre lo hace.

El tercer nivel de querer riqueza es «Me comprometo a ser rico». La definición de la palabra comprometerse es «dedicarse sin reservas». Esto significa no tener absolutamente ninguna reserva; dar el 100 por ciento de todo lo que tienes para alcanzar la riqueza.

Significa estar dispuesto a hacer lo que sea necesario durante el tiempo que sea necesario. Este es el camino del guerrero. Sin excusas, sin condicionantes, sin peros, sin quizás – y el fracaso no es una opción. El camino del guerrero es simple: «Seré rico o moriré en el intento».

En mi experiencia, el hacerse rico conlleva centrarse, valor, conocimiento, maestría, el cien por ciento de tu esfuerzo, una actitud de no rendirse y, por supuesto, una mentalidad fértil.

¿Estás dispuesto a trabajar 16 horas al día? Las personas ricas sí. ¿Estás dispuesto a trabajar siete días a la semana y a veces la mayoría de tus fines de semana? Las personas ricas sí. ¿Estás dispuesto a sacrificarte por lo menos durante un período de tiempo y dejar de ver a tu familia, a tus amigos, y renunciar a tus diversiones y pasatiempos? Las personas ricas sí. ¿Estás dispuesto a arriesgar todo tu tiempo, energía y capital inicial sin garantía de devolución? Las personas ricas sí.

Es simple – serás pagado en proporción directa al valor que crees en el mercado.

¿Cómo quieres vivir tu vida? ¿Cómo quieres jugar el juego? ¿Quieres jugar en las grandes ligas o en las ligas pequeñas, en las mayores o menores? ¿Vas a jugar grande o jugar pequeño? Es tu elección.

Tu vida no trata solo de ti. También trata de aportar a otros. Se trata de vivir fiel a tu misión y a la razón de por qué estás aquí en esta tierra en este momento. Se trata de añadir tu pieza del rompecabezas al mundo.

La mayoría de las personas están tan atascadas en sus egos que todo gira en torno a ellos. Pero si quieres ser rico en el verdadero sentido de la palabra, no sólo se trata de ti. Tiene que incluir el agregar valor a la vida de otras personas.

Parte de tu misión en la vida debe ser compartir tus dones con tantas personas como sea posible. Eso significa estar dispuesto a jugar en grande.

El resultado colateral es que a cuanto más personas ayudas, más «rico» te vuelves mental, emocional, espiritual y financieramente.

3. La gente rica ve oportunidades. Los pobres ven obstáculos. La gente rica ve crecimiento potencial. Los pobres ven la pérdida potencial. Las personas ricas se centran en las recompensas. Los pobres en los riesgos.

Las personas ricas asumen la responsabilidad de los resultados en sus vidas y actúan a partir de la mentalidad «Funcionará porque lo haré funcionar».

La gente rica está comprometida lo suficiente para hacer lo que sea necesario. Punto.

Todo se reduce a esto: Si no lo haces tú, ¿quién lo va a hacer?

4. Las personas ricas se centran en lo que quieren, mientras que las personas pobres se centran en lo que no quieren.

¿Sabías que no hay líneas rectas en el universo? La vida no viaja en líneas perfectamente rectas. Se mueve más como un río serpenteante. Más a menudo que no, sólo se puede ver la curva siguiente, y sólo cuando llegues a la próxima curva puedes ver más allá.

La acción siempre supera la inacción.

He descubierto que las personas más ricas que conozco son también las más agradables.

Bendice lo que quieres tener en tu vida. Si ves a una persona con una hermosa casa, bendice a esa persona y bendice esa casa. Si ves a una persona con un coche hermoso, bendice a esa persona y bendice ese coche. Si ves a una persona con una familia amorosa, bendice a esa persona y bendice a esa familia. Si ves a una persona con un cuerpo hermoso, bendice a esa persona y bendice su cuerpo.

Todo sucede por una razón y esa razón está ahí para ayudarte.

A partir de ahora, quiero que practiques el considerar la negatividad de otras personas como un recordatorio de cómo NO ser. Nada tiene significado excepto el significado que le damos.

La energía es contagiosa: O afectas a las personas o infectas a las personas.

Creo que el pensamiento negativo es como tener sarampión de la mente. En lugar de picazón, obtienes quejas; En vez de rascarte, consigues insultos; en vez de la irritación, consigues la frustración. Ahora en serio, ¿realmente quieres estar cerca de gente así?

5. Las personas ricas son casi siempre excelentes promotores.

Están dispuestos a promover sus productos, sus servicios y sus ideas con pasión y entusiasmo.

Resistirse a hacer promoción es uno de los mayores obstáculos para el éxito. Las personas que tienen problemas con la venta y la promoción por lo general se hallan arruinadas.

6. Los pobres harán casi cualquier cosa para evitar problemas.

Las personas pobres ven un reto y escapan …

El secreto del éxito, amigos míos, no es tratar de evitar, o deshacerse de, o esconderse de los problemas; El secreto es crecer para que seas más grande que tus problemas.

¡Si tienes un gran problema en tu vida, todo lo que eso significa es que estás siendo una persona pequeña!

Si deseas hacer un cambio permanente, deja de centrarte en el tamaño de tus problemas y comienza a centrarte en tu propio tamaño!
7. Las personas ricas y exitosas están orientadas a buscar soluciones.

Las personas ricas dedican su tiempo y energía a diseñar estrategias y planificar las respuestas a los desafíos que surgen, y a crear sistemas para asegurarse de que el problema no vuelva a ocurrir.

Piensa en ti mismo como un contenedor para la riqueza. Si tu contenedor es pequeño y el montón de dinero que te llega es grande, ¿qué va a pasar? Lo perderás. Tu contenedor se desbordará y el exceso de dinero se derramará por todo el lugar. Simplemente no puedes tener más dinero que el contenedor. Por lo tanto, debes crecer para ser un gran contenedor de modo que no sólo puedas contener más riqueza, sino también atraer más riqueza.

8. Las personas ricas no se alejan de los problemas, no evitan los problemas y no se quejan de los problemas.

Los ricos son guerreros financieros.

La conclusión es que si te conviertes en un maestro en el manejo de problemas y la superación de obstáculos, ¿qué puede impedirte tener éxito? ¡La respuesta es nada! Y si nada puede detenerte, ¡te vuelves imparable!

Si un roble de 100 pies de altura tuviera la mente de un ser humano, ¡sólo llegaría a medir 10 pies de altura!

9. Las personas ricas trabajan duro y creen que es perfectamente apropiado ser bien recompensados por sus esfuerzos y el valor que proporcionan a los demás.

Las personas pobres trabajan duro, pero debido a sus sentimientos de indignidad, creen que es inapropiado para ellos ser bien recompensados por sus esfuerzos y el valor que proporcionan.

Vuélvete realmente rico y luego ayuda a las personas que no tuvieron la oportunidad que tú tuviste.

Si tienes los medios para tener un montón de dinero, tenlo.

La forma en que haces algo es la pauta de cómo lo haces todo.

No hay nada de malo en conseguir un salario fijo, a menos que interfiera con tu capacidad de ganar lo que tú vales. Ahí está el problema. Por lo general lo hace.

Vivir en la seguridad es vivir basado en el miedo.

10. La gente rica cree en sí misma. Creen en su valor y en su capacidad de hacerse valer.

Los pobres no. Es por eso que necesitan «garantías».

La única manera de ganar lo que realmente vales es que se te pague con base a tus resultados.

¿Quieres una carrera exitosa o una relación cercana con tu familia? ¡Ambos! ¿Quieres centrarte en los negocios o divertirte y jugar? ¡Ambos! ¿Quieres dinero o significado en tu vida? ¡Ambos! ¿Quieres ganar una fortuna o hacer el trabajo que amas? ¡Ambos! Los pobres siempre eligen una opción u otra, los ricos eligen ambas.

Vamos a dejar las cosas claras. ¡El dinero es importante! Decir que no es tan importante como cualquier otra cosa en la vida es absurdo. ¿Qué es más importante, el brazo o la pierna? ¿Podría ser que ambos son importantes?

El dinero trae libertad – la libertad de comprar lo que quieres y la libertad de hacer lo que quieras con tu tiempo. El dinero te permite disfrutar de las mejores cosas de la vida, así como te da la oportunidad de ayudar a otros en necesidad.

Sobre todo, tener dinero te permite no tener que gastar tu energía preocupándote por no tener dinero.

11. Las personas pobres gestionan mal su dinero o evitan el tema del dinero por completo.

No sé tú, pero donde yo fui a la escuela, la clase de Iniciación a la Gestión del Dinero no me la impartieron. En cambio aprendimos acerca de la Guerra de 1812, que por supuesto es algo que uso todos los días.

La diferencia más grande entre el éxito financiero y el fracaso financiero depende de lo bien que manejas tu dinero. Es simple: para dominar el dinero, debes saber manejar el dinero.

Decir: «Voy a empezar a administrar mi dinero tan pronto como tape agujeros» es como una persona con sobrepeso diciendo: «Voy a empezar a hacer ejercicio y hacer dieta justo cuando pierda 20 libras».

Debes adquirir los hábitos y habilidades de la gestión de una pequeña cantidad de dinero antes de que puedas tener una gran cantidad.

El dinero es una parte importante de tu vida, y cuando aprendes a controlar tus finanzas, todas las áreas de tu vida remontan.
Resumiendo: o tú controlas tu dinero, o es él el que te controla a ti. Para controlar el dinero, debes manejarlo.

12. La gente rica tiene su dinero trabajando duro para ellos, mientras que la gente pobre trabaja duro por su dinero.

La gente rica ve cada dólar como una «semilla» que se puede plantar para ganar cien dólares más, que luego se pueden replantar para ganar mil dólares más.
De esa forma, la gente rica tiene la opción de trabajar o no.
La gente pobre no invierte su dinero y está atascada trabajando por el resto de sus vidas.

13. La gente rica está dispuesta a actuar a pesar del miedo. La gente pobre deja que el miedo los detenga.
Es imperativo darse cuenta de que no es necesario tratar de deshacerse del miedo para tener éxito. Las personas ricas y exitosas tienen miedo, la gente rica y exitosa tiene dudas, la gente rica y exitosa tiene preocupaciones. Simplemente no dejan que estos sentimientos los detengan. La gente fracasada tiene miedos, dudas y preocupaciones, pero deja que esos sentimientos los detengan.
Necesitamos practicar el actuar a pesar del temor, a pesar de la duda, a pesar de la preocupación, a pesar de la incertidumbre, a pesar de las molestias, a pesar de las incomodidades, e incluso practicar el actuar cuando no estamos de humor para actuar .
Si estás dispuesto a hacer sólo lo que es fácil, la vida será difícil. Pero si estás dispuesto a hacer lo que es difícil, la vida será fácil.
O eres una persona que te detienes, o eres una persona que no se detendrá. Tu eliges.
Así que ahí lo tienes. Ahora es tu elección quién prefieres ser. Si quieres ser rico, haz lo que hacen los ricos. Si no lo haces, entonces haz lo que las personas sin dinero hacen.
¿Simple, verdad?

VER ARTÍCULO ORIGINAL EN INGLÉS EN LA WEB DE  T. HARV  EKER

 

Nos encantaría que opinaras

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.