Los cuatro pasos para transformar tus emociones negativas en amigas y ayudantes útiles de tu vida

Cuando las cosas no acaban de salir como te gustaría, y te saturan las emociones negativas, ¿qué sueles hacer? ¿Procuras esconderte de ti misma, evitando la negatividad, y propiciando la respuesta de lucha o huida?

¿O tal vez en cambio te sitúas en el momento presente y  ves tus problemas como una oportunidad para crecer y conectar?

Si hasta ahora has escogido siempre la primera opción, o sea, la respuesta de lucha o huida , no eres la única.  Gracias a nociones científicas difundidas hasta recientemente,  y  a un torrente de mensajes de los medios de comunicación que las apoyaban, hemos llegado a creer que el estrés tiene adversas consecuencias para la salud y debe ser evitado a toda costa.

Sin embargo, las más recientes investigaciones demuestran que no es el estrés en sí, sino nuestras creencias sobre el estrés, las que pueden transformar una situación difícil de forma que puede acabar siendo dañina o beneficiosa para ti, dependiendo de cómo la enfoques.

[Lo novedoso de este enfoque es que contempla la posibilidad de que una situación estresante acabe siendo de utilidad si aprendes a gestionarla de forma adecuada]

Si vemos esa situación como una oportunidad de aprendizaje, podemos combatir con éxito la urgencia por retirarnos, y canalizar la sobrecarga de hormonas del estrés que nos están agobiando, y redigirlas en direcciones productivas.

A continuación presentamos los cuatro pasos para ver los retos como potenciales mejoras.

  1. RECONOCE LA EMOCIÓN Las emociones surgen en nuestros cuerpos antes de que las oigamos en nuestras mentes. Fíjate primero en dónde sientes la negatividad en tu cuerpo: ¿tal vez se manifiesta en forma de tensión en los hombros, o en tus manos, o tal vez en tu barriga? Respira rítmicamente en dirección a esa área y,  mientras lo haces, identifica cuál es la emoción, como preludio a que  puedas distanciarte de ella y verla objetivamente. Simplemente decir algo así como «Estoy experimentando un sentimiento de vergüenza en este momento»  puede rebajar la tensión de esa emoción en concreto, con lo que disminuye su poder sobre ti.
  2.  PRACTICA LA AUTOCOMPASIÓN  La autocompasión es el cálido abrazo que nos damos a nosotros mismos y que nos recuerda que siempre estamos a salvo. Es la gentil voz interior que nos hace sentirnos comprendidos. Algunos de nosotros aún sostenemos la creencia de que tener autocompasión puede significar una debilidad, incluso aunque no sea así en absoluto. La autocompasión de hecho es lo que nos ayuda a mantenernos firmes cuando todo en nuestro interior nos urge a escapar. La investigación realizada por el psicólogo Paul Gibert muestra que es precisamente la autocompasión la que nos da el coraje para hacer lo adecuado. Piensa en lo que tu propia y amable voz interior te está diciendo cuando la vida te decepciona. ¡Y actúa en consecuencia!
  3. ESCUCHA CON MUCHA ATENCIÓN Todas las emociones nos recuerdan nuestras necesidades, nuestras barreras, y los valores que más defendemos. Pero en el lado negativo, esas emociones también pueden ir ligadas a las historias sin base que nos hemos montado al correr de los años. Cuando las emociones sean negativas, necesitamos escuchar con mucha atención, de forma que seamos capaces de discernir si esas emociones se producen como reflejo de un valor que nos conviene mantener, o si en cambio son consecuencia de una tendencia al derrotismo desarrollada por nuestra psique, sin ninguna base real. En el primer caso aprenderemos mucho de nuestra emoción negativa; en el segundo también, aunque sea el reconocer y descartar el drama inútil que había echado raíces en nuestro interior.
  4. DECIDE CON SABIDURÍA Marco Aurelio dijo una vez: «Lo que interfiere en la senda acaba volviéndose la senda».  Deja que la negatividad guíe tus acciones. Permite que te ayude a decidir los pasos que necesitas dar para vivir de acuerdo a tus valores… o los pasos que te ayudarán a corregir tu rumbo para volver a la vida que deseas vivir. Puede que necesites tomarte más tiempo de calidad con tu familia, o perseguir la meta creativa con la que siempre soñabas. Puede que necesites librarte del deseo de complacer a todo el mundo todo el tiempo, o aprender a aceptar la belleza de tus humanas imperfecciones. La próxima vez que te encuentres atrapada en un bucle negativo, toma nota y acepta tu emoción tal y como la sientes. Descubrirás la libertad con esta agilidad emocional, que no solo admite las emociones positivas, sino también las negativas como amigas y compañeras de viaje. Sentirás la alegría producida por el fluir sin resistencia por estas amplias experiencias vitales. Eso incluye las tormentas emocionales que conllevan las emociones negativas. Todo es válido y todo ayuda. Emprende la aventura.

Basado en el artículo de la autora Homira Kabir, terapeuta

FUENTE: Happify
http://my.happify.com/hd/4-steps-to-getting-unstuck-from-negative-emotions/

Nos encantaría que opinaras

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.