Si no lo quieres en tu vida, no lo digas. Y procura no pensarlo

¿Nunca te has encontrado con una persona que sufre de sobrepeso, pero finge que no tiene mucha importancia, e incluso hace bromas sobre su problema? Los que están con él lo pasan mal, porque a la larga se ve que sus salidas presuntamente humorísticas son solo una pantalla con la que intenta sobrellevar su exceso…