Deja la rigidez en las relaciones de pareja y aprovecha los defectos del otro… a tu favor

Hasta la fecha, cuando has establecido una relación de pareja, hay uno o dos límites que te has impuesto a ti mismo y que, si el otro/otra los traspasa, se acabó, es el fin, por ahí no pasas.  Este post se dirige en principio a la población femenina, pero también puede sacarle punta algún hombre, si es lo suficientemente avezado en lides de amoríos.

Déjame decirte: estás perdiendo tiempo y energía. Y la verdad, no estás actuando sabiamente.

Una persona sabia aprovecha estos inconvenientes de las relaciones en su favor.

Como diría Bruce Lee: “Sé agua, amigo mío, sé agua”.

Así ampliarás tus posibilidades de ligoteo y, mientras surge alguien que realmente nos encaje como nuestra otra mitad, estaremos entretenidos con sucedáneos que, si no son perfectos, tienen mucho de lo que sacar partido.

TE HAS TOPADO CON:

1-Narcisista: Él siempre va primero, tenlo muy claro. Te querrá para que seas su más fiel admiradora, seguidora y si te dejas, esclava. Si planeas quedarte con él una temporada y no eres masoca de principio (en cuyo caso tal vez él sea de veras el amor de tu vida), utiliza la técnica del doble escenario. De puertas afuera, déjalo dominar la escena y ponlo por las nubes, de perfecto para arriba, para que vea saciadas sus ansias. Pero de puertas para adentro… de puertas para adentro… es otro cantar. Hazte con el mando desde el principio. Sin público un narcisista se encoge bastante. En casa se hará lo que tú digas, y punto pelota.

2 -Gran Tacañón: Siempre está ahorrando en las minucias y convertiría para ti la vida en un infierno de miseria si lo dejas. Hasta te limitaría las salidas con el argumento de que “podrían envenenarte con el raticida que sirven en algunos bares y restaurantes en lugar de la comida y bebida que podemos cocinar nosotros solitos en casa tan ricamente”. No te hará regalos ni en San Valentín para evitar ” el consumismo salvaje que inunda nuestra sociedad”. OK. No es muy probable que una persona normal aguante una relación con este tipo de personaje mucho tiempo. Salvo en dos circunstancias: a) que hayas llevado una vida desenfrenada en los últimos tiempos y necesites recuperarte económicamente y salvarte de una quiebra inminente. En ese caso, has ganado un buen coach gratis para los próximos meses. Y b) deseas ahorrar con vistas a un viaje a una isla paradisíaca en verano, pero siempre se te va la mano. Mientras él te obliga a aumentar tu cuenta corriente, recuerda buscar el acompañante ideal para el viaje (que no será ese ‘agarrao’, por supuesto).

-Aspirante-Artista: Busca la inspiración desesperadamente con largas horas de sofá. Lo de trabajar sería malgastar su talento en ciernes, así que no lo hace… nunca. ¿Para qué, cuando tú lo mantienes tan ricamente? Claro que no estás a su nivel, pero te tolera con magnanimidad. Al fin y al cabo, poca gente está al nivel de un genio incomprendido.  La parte buena es que, con tanta energía disponible sin gastar, probablemente sea el mejor amante que hayas tenido. Úsalo como un consolador de lujo cuando las cosas se ponen duras en el curro. También puede servirte como contrapeso si tus tendencias al perfeccionismo y a la vida ordenada te están sobrepasando. Te servirá para desengancharte a ratos perdidos. Sirve asimismo como ligue de rebote cuando acabas de romper con tu pareja de toda la vida, y necesitas unos meses de no pensar en nada para recuperarte.

Niñito de Mamá: Hasta ahora que sigue viviendo con sus padres. Puede que haya tenido más relaciones, que empiece a peinar canas, pero el auténtico amor de su vida es su mamá.  Él recuerda a su mamá al menos una vez cada hora, cómo le corta la fruta a trocitos bien pelada, y le hace la cama y le ordena la habitación cada mañana. Cuando sale, acaba en pensiones, moteles o su coche con la caza de la noche. Puedes divertirte por una temporada teniendo sexo improvisado en los más diversos escenarios con este sujeto. Pero que sepas que nunca dejará a su mamá. Incluso si hay un milagro y la deja por ti un temporada, siempre acabará volviendo al redil, donde le espera su habitación tal y como la dejó, y una mamá llorosa que lo acoge como a hijo pródigo al grito de: “¡Por fin caíste en la cuenta de quién es de verdad esa pelandusca!”. Entre polvo y polvo, no olvides echar una ojeada a tu alrededor, a ver si encuentras a alguien con una madurez intelectual superior a los 10 años.

Faldero y Mujeriego: Es encantador y atractivo, pero no puede evitarlo: mirará a otras e irá de caza cada dos por tres, aunque supuestamente mantengáis una relación estable. Eso no quita que te trate con todos los miramientos, tendrá detalles contigo y se mostrará atento y disponible cuando lo necesites. El problema es que hará lo mismo con dos o tres mujeres más. Tarde o temprano acabarás pillándolo poniéndote los cuernos. Tienes dos opciones aquí: o bien asumes las reglas del juego desde el principio, o bien lo pasas bien con él por una temporada, y luego, saciada y satisfecha, a otra cosa mariposa. De todas maneras, para fastidiar un poco, que tampoco somos santas ;-), déjale claro  que a ti no te engaña, y que lo vuestro será una relación abierta. Verse descubierto y autorizado a delinquir le quitará mucha gracia a su eterno juego. Acéptalo, nunca vas a lograr cambiarlo de forma permanente, a menos que lo secuestres y lo encierres en el sótano atado por el tobillo con una cadena. Y aún así, cuídate del repartidor de pizzas, si es mujer.

Nos encantaría que opinaras

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .