Las 3 palabras que te harán rico – T. Harv Eker

Muchos de mis estudiantes no acaban de decidirse sobre su carrera profesional.

Quieren hacer un poco de todo aquello por lo que se sienten interesados. Y luego se preguntan por qué aún no han tenido éxito. 

“Tengo esto, esto y esto en marcha. ¿Tal vez me estoy dispersando demasiado y así no puedo tener éxito?”

Justo.

“Pero yo quiero hacer esto, esto y esto”.

Muy bien, pero seguirás arruinado. 

“No me entiendes. Es que me gusta todo lo que hago».

Perfecto, pero seguirás arruinado.

“¿Y qué pasa si dejo todo salvo mi negocio principal, luego no funciona, y me quedo sin nada?»

¡Muy bien, pues vive arruinado!

Antes de que os explique por qué respondo esto, dejadme contaros una pequeña historia personal y veamos si puedes relacionarlo con tu propia experiencia. 

Yo vivía en Fort Lauderdale, Florida. Estaba arruinado, pero luego empecé a ganar bastante vendiendo bolígrafos que llevaban un reloj incorporado. ¡Obtenía 4.000 dólares al mes trabajando solo dos horas al día en los mercadillos! No estaba nada mal, ¿verdad? 

Trabajaba una hora más acudiendo al almacén cada vez que necesitaba recoger otro par de cajas de bolígrafos con reloj para vender. Yo estaba contento con cómo me iban las cosas, expecto por una cuestión.

Un amigo mío del almacén me preguntó: «¿Sabes lo que acaba de llegar? Estos relojes parecen de verdad relojes de lujo, pero no lo son. Puedes comprarlos por 40 dólares y luego venderlos por 100 o más». 

Mi reacción instintivia fue pensar que no había mucho mercado para aquello, pero los relojes eran legales, e incluso a mí se me apetecía uno. Mi amigo era persuasivo, y me contó cómo él hacía mil dólares a la semana sin apenas esfuerzo. De manera que compré unos cuantos relojes y los vendí aquí y allá, y las cosas parecían ir bien.

La siguiente vez que volví al almacén, el mismo amigo me dijo: «Tengo un cargamento de camisetas a punto de llegar. Deberías verlas. De todas maneras ya estás haciendo rondas por las joyerías para enseñarles los relojes. Deberías vender también estas camisetas».

En torno un mes más más tarde, me di cuenta de que ahora estaba vendiendo todo ese material adicional, pero mis bolígrafos con reloj incorporado no parecían darme tantas ganancias como antes. Acabé gestionando cuatro negocios al mismo tiempo, y ninguno de ellos acababa de despegar.

Al cabo de seis meses, había pasado de ganar 4.000 dólares al mes por dos horas de trabajo diarias a no ganar nadar por 15 horas de trabajo diarias.

¿Cómo me había pasado esto?

 

Dos razones por las que la mayoría de propietarios de negocios no triunfan 

Yo era un novato en los negocios y en materia de desarrollo personal por aquella época. ¡No sabía lo que me estaba haciendo a mí mismo! Perseguí cualquier oportunidad que me salía al paso por dos razones que acaban siendo trampas gigantescas para un montón de emprendedores sin experiencia. 

1) Quería hacer dinero más rápido.

En términos de hacer dinero rápido, tienes que saber la siguiente realidad: 

Te va a llevar hasta la última pizca de energía y concentración de las que dispones el tener éxito en una sola cosa. 

Tu primer millón no te va a caer del cielo de la noche a la mañana. A lo mejor sí para unos pocos afortunados, pero no para la mayoría. 

Lo cual no significa que haya nada malo en querer lograr los máximos resultados con tan poco esfuerzo como sea posible. 4.000 dólares por dos horas de trabajo no estaba nada mal, pero la verdad es que me volví avaricioso.

Y ahora llegamos a la razón número dos, la palabra que empieza con ‘B’.

2) Quería un «seguro»

Quería un seguro en caso de que lo que estaba haciendo no funcionase. 

En mi cabeza, pensaba que tener más de un negocio en marcha era más «seguro»: me garantizaría cierto grado de éxito siempre porque siempre tendría un respaldo si uno de mis negocios fallara (otro negocio).

Si mis bolígrafos con reloj no funcionaban bien, con el fin de tener un colchón. 

Pero lo que pasó fue que pasé de hacerlo relativamente bien… ¡a estar completamente arruinado de nuevo!

¿Cómo podía ser que teniendo más negocios ganara menos?

Porque necesitas el 100% de tu energía aplicada a UNA SOLA COSA a la vez.

Me explico:

En ese momento yo no entendía algo llamado ‘energía’.  

 Se requiere una enorme cantidad de energía para poner en marcha algo, especialmente al principio.

Si no usas el 100% de tu energía para lograr que algo despegue, no podrás sobrevolar el abismo. Caerás en su interior.

Imagina un cohete lanzado y todo el poder que se necesita para que despegue del suelo.  Los motores tienen que estar alineados en la misma dirección, especialmente al principio, para que el cohete pueda escapar la fuerza de la gravedad terrestre.  

Ahora imagina que uno de los motores se haya enfocado hacia fuera, en una dirección completamente diferente, en lugar de hacia abajo. ¿Qué ocurriría? Que obviamente, el cohete se estrellaría y ardería. 

¿Por qué? Porque se necesita energía de forma masiva –enfocarse al 1000% en una dirección- para que el cohete pueda lanzarse con éxito.  

Mucha gente me pregunta: 

“Harv, ¿qué opinas sobre tener múltiples fuentes de ingresos?

Que es una gran idea, pero solo después de que tengas un negocio en marcha y funcionando a todo vapor.

 “¿Significa eso que no puedo hacer tres cosas a la vez?

Sí, la gente rica se ha diversificado… ¡Pero solo una vez que se han hecho ricos! No te haces rico por diversificar, te haces rico por  mantenerte centrado.

Ya es bastante duro el tener éxito en una sola cosa. ¿De verdad crees que podrías tener éxito ocupándote de dos o cinco cosas a la vez? No me tomes el pelo, porque sé que yo no puedo. 

 

Centrado, centrado y centrado son tus tres palabras

Focus, Focus And Focus Are Your Three Words

Al comienzo de cualquier cosa, nos lleva mucho tiempo y energía conseguir que despegue. Se le llama ‘momento’ a esto. Necesitarás todo lo que tienes para lograr que arranque. 

Todos nuestros recursos, cada pulgada de energía disponible la necesitarás para poner en marcha el negocio con éxito.

Yo aprendí por las malas, y espero que tú no hagas el mismo error. Yo lo hice. No caigas en esta trampa. Veo a la gente fracasando cada día. Ojalá hubiera tenido a alguien hace 30 años que me dijese lo mismo que yo os estoy diciendo a vosotros. 

Céntrate en el negocio que te va a hacer rico, y deja todo lo demás hasta que «lo hagas». 

Origen: The 3 Words That Will Make You Rich – T. Harv Eker

Nos encantaría que opinaras

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.