16 Hábitos de dinero que separan a los ricos de los pobres – PRIMER HÁBITO

El modo autómatico en que funcionas sin darte cuenta puede hacerte rico o pobre –

Ser rico o pobre no depende de la inteligencia y del talento natural que uno tenga. 

Las diferencias entre pobres y ricos se pueden encontrar en nuestros hábitos diarios, esas actividades que llevas a cabo de forma automática y que llenan casi la mitad de nuestras horas de vigilia.

OPERAMOS CON EL AUTOPILOTO AUTOMÁTICO PUESTO LA MAYOR PARTE DEL DÍA

Gracias a esta forma de proceder ahorramos mucha energía. Nos ahorramos la fase de toma de decisiones, pues algo que hemos hecho mil veces ya no lo requiere.

Empieza por examinarte a ti mismo y tus hábitos: si ya te encuentras económicamente bien provisto,  hay muchas probabilidades de que sigas hábitos ‘ricos’. Solo te falta añadir unos pocos más y estarás asentado en el camino a la prosperidad permanente. Si siempre estás a la última pregunta, cuanto antes adoptes los siguientes hábitos, mejor que mejor.

Empecemos. El primer hábito ganador que aplicar en tu vida es:

1.- VIVE DENTRO DE TUS POSIBILIDADES

De perogrullo, ¿eh?, pero la mayoría no lo sigue.

Los ricos evitan sobreendeudarse. ¿Cómo? SE PAGAN A SÍ MISMOS PRIMERO CADA MES.  Un pobre al final de cada mes se dedica a satisfacer las facturas pendientes que van llegando. Un rico aparta parte de los ingresos para él (en torno al 20%) y vive con el 80% restante. Ese 20% que ahorra cada mes lo destina a ahorros e inversión.

Aunque pienses que no tienes dinero para actuar así, sí que puedes empezar a hacerlo. Puede que te parezca que todos tus actuales gastos son necesarios, pero siempre hay algo donde puedes recortar un poco, y usar ese dinero para pagarte a ti mismo.

PORQUE TOMA NOTA: TODOS, Y DIGO TODOS, LOS QUE ESTÁN TENIENDO DIFICULTADES FINANCIERAS VIVEN POR ENCIMA DE SUS POSIBILIDADES. Gastan más de lo que ganan, y eso no se sostiene.

Si quieres acabar con tus problemas de dinero de una vez para siempre, es vital que empieces a hacer dos cosas:

  1. AHORRAR

  2. LLEVAR UN PRESUPUESTO DE LO QUE GASTAS AL MES.

No tengas miedo, no duele ;-).

Como punto de partida, aquí tienes algunas indicaciones de cómo elaborar un presupuesto sensato que te permita vivir dentro de tus posibilidades: 

  • No gastes más de una cuarta parte (25%) de lo que ingresas al mes en tu alojamiento, sea vivienda propia o de alquiler. Por ejemplo, si tienes un ingreso neto de 1000 euros al mes, tu alojamiento no debería costar más de 250 euros al mes. Lo sé, lo sé, es difícil, pero si superas ese límite, tienes dos posibles opciones: a) Aumentar tus ingresos de alguna forma, o b) disminuir el gasto (tal vez compartiendo alojamiento con otra persona que te pague renta, o mudándote a un alojamiento más barato aunque más esté más lejos del centro, por ejemplo).
  • No gastes más del 15% en comida. Con el ingreso neto de 1000 euros al mes, eso significa 150 euros a gastar en el supermercado máximo.
  • Limita la parte de ocio -salir de noche, al cine, a la bolera, cenas con amigos, etc.- a un tope del 10% de tu gasto. Con 1000 euros al mes de ingresos, sería un máximo de 100 euros.
  • Si te tomas vacaciones, no deberías superar el 5% de tu paga anual. Supongamos que tienes una paga anual de 14.000 euros netos, el 5% 14.000 serían 700 euros.

—————————————————————————–

En Estados Unidos se hizo un interesantísimo estudio sobre los millonarios del país. Se descubrió que la inmensa mayoría, más del 90%, viven ocultos entre el resto de la población. En casas promedio, con coches promedio. Sus hijos ni siquiera saben que sus padres son ricos hasta que llegan a adultos, y puede que ni entonces.

  • No te dejes el sueldo o ingresos mensuales en tu coche. Y nunca uses leasing, compra. Si encuentras un buen vehículo de segunda mano, mejor que de primera. Eso es lo que hacen el 94% de millonarios: tienen sus coches en propiedad, vehículos normalitos, nada llamativos, y los conservan hasta que se caen de viejos, en buen estado pero con sus añitos. Los coches empiezan a devaluarse nada más los adquieres y no generan ingresos, de ahí el proceder de los millonarios, que prefieren gastarse su dinero en activos que generen más riqueza (propiedades inmobiliarias que alquilar, acciones seguras, fondos de inversión,…) en vez de algo como un coche que, por muy bueno que sea y mucho servicio que te preste, es un pozo sin fondo de gastos de principio a fin.
  • Si puedes librarte de tus tarjetas de crédito, hazlo. Otra fuga por donde escapa tu dinero a raudales. Sustituye las tarjetas de crédito por lo menos por otras de débito, o de pago inmediato aún mejor. Evita acumular deuda a plazo en tu tarjeta. De hecho, cuanto menos deuda tengas, mejor. La deuda es un drenaje continuo de tus ingresos. La gente adinerada paga siempre que puede en efectivo y de una vez. De esta forma se ahorran deudas y pueden invertir su dinero en activos productivos de más dinero.
  • AHORRO E INVERSIONES SON DOS COSAS DISTINTAS: Es cierto que es aconsejable crear un fondo de emergencia (ahorros) equivalente a seis meses de tus gastos para prever catástrofes como que pierdas tu trabajo de repente o tu negocio quiebre. Ese fondo te ayudará en ese periodo intermedio en que sales del pozo. Pero el resto del dinero busca maneras de multiplicarlo. No lo dejes estático en una cuenta de banco. Si no lo inviertes o lo empleas en alguna empresa que te genere más dinero (adquirir un terreno, un piso para alquilar, unas acciones estables…) ese dinero en la cuenta irá desapareciendo poco a poco, a medida que el banco te cobra gastos de mantenimiento y por efecto de la continuada subida del coste de la vida (el dinero va valiendo menos a medida que pasa el tiempo).
  • Prepara tu  jubilación con tiempo, y empieza a realizar aportaciones a un buen fondo, u otro sistema que sea seguro, cuando eres joven. Si no lo has hecho, empieza ahora a  reservar una parte de tus ingresos mensuales, todos los meses sin falta separa una cantidad que no gastarás bajo ningún concepto. Aunque sea una cantidad muy pequeña, es increíble lo que puede crecer si haces una aportación mensual constante a una inversión estable, por obra y gracia del interés compuesto.
Anuncios

Nos encantaría que opinaras

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.