Testado y recomendado – SI ESTÁS ENFERMO O EMPIEZAS A TENER PROBLEMAS DE SALUD O no te encuentras del todo bien, PRUEBA ESTO – El método Seignalet: La alimentación, la tercera medicina / Lo que marcó y marca el éxito de este método es su eficacia. Sus resultados se perciben tanto en los trastornos leves como en numerosas enfermedades crónicas

Muchas enfermedades de las llamadas autoinmunes y otras dolencias contemporáneas podrían ser simplemente causadas por envenenamiento a causa de la comida moderna que ingerimos todos los días. Antes de hincharnos a medicinas sería bueno probar a cambiar nuestra dieta. Se cuentan ya por decenas de miles la impresionante mejoría de gente que padece enfermedades consideradas crónicas incurables, como las autoinmunes y muchas otras.

La dieta Seignalet entra en acción en un plazo que varía de 1 mes a 1 año. Sin embargo, la mayoría de las personas perciben sus efectos rápidamente

El método de Seignalet, puesto a punto en 1985, es ante todo una dieta de la salud, encaminada a sanar. Es completamente equilibrada y no conlleva peligro alguno. Preconiza una alimentación variada y lo más parecida posible a la de nuestros ancestros cazadores-recolectores. Por esta razón, a veces, también se la denomina “dieta ancestral”.

Además, el método de Jean Seignalet tiene en cuenta la forma molecular de los alimentos y su calidad. Y no sólo su cantidad, como hacen las dietas clásicas.

Los alimentos que consumimos sufrieron numerosas transformaciones moleculares. Algunos de ellos, comúnmente, se consideran “sanos”. Pero, para algunas personas, se han vuelto completamente indigestos.

En particular: numerosos cereales (entre los que figuran el trigo y el maíz) – los productos lácteos de origen animal (en todas sus formas) – y las cocción excesiva (en especial, cuando cocinamos grasas y proteínas animales).

Por consiguiente, es un método”sin gluten ni caseína”. Recomienda ingerir alimentos frescos y crudos y cocinar a fuego lento. Es completamente variado y equilibrado. También se lo conoce con el nombre de “dieta hipotóxica”, porque excluye los alimentos que, para algunos, terminan por resultar “tóxicos” a largo plazo.

Lo que marcó y marca el éxito de este método es su eficacia.

Sus resultados se perciben tanto en los trastornos leves como en numerosas enfermedades crónicas.

(Véase la sección Eficacia de la dieta). Entra en acción en un plazo que varía de 1 mes a 1 año. Sin embargo, la mayoría de las personas perciben sus efectos rápidamente. Por ejemplo, digieren mejor, se despiertan reposados y mejora la moral. Quienes han acumulado una gran cantidad de toxinas, pasan por un período durante el cual se agravan los síntomas. Es la etapa de eliminación de las toxinas. Cuando terminan de eliminarlas, comienzan a percatarse de los beneficios del método.

Resultados y efectos

Los pacientes del Dr. Seignalet padecían, en total, más de 115 enfermedades.

91 de las mismas reaccionaron bien a la dieta. Ello les permite nutrir una esperanza a numerosos enfermos. Dichos pacientes aplicaron estrictamente la dieta Seignalet. Los efectos se percibieron al cabo de un período variable. Los primeros efectos del cambio de alimentación se dejan sentir en un plazo que varía considerablemente: entre unos meses y 2 años.

Los efectos

·

El Dr. Seignalet atendió gratis, durante casi 20 años, a más de 2500 pacientes que sufrían enfermedades, a veces, denominadas “incurables”. 2250 de ellos experimentaron una mejoría gracias al método Seignalet..

«Por lo que atañe a las enfermedades para las que pude reunir a más de 15 pacientes, la frecuencia de los éxitos terapéuticos es indudable. Es el caso de la poliartritis reumatoide, la espondiloartritis anquilosante, el síndrome de Gougerot-Sjögren (también conocido como síndrome del ojo seco), la hipercolesterolemia, la colopatía funcional, las infecciones ORL que se repiten en el niño y el acné. En lo tocante a las otras enfermedades, controlé a menos pacientes. Y, a priori, parece razonable que seamos más cautos: hay que aguardar hasta contar con un número mayor de personas y de años, antes de expresar nuestra postura definitiva”.

Los éxitos terapéuticos, cuando se consiguen, son claros. Hay que hablar de remisión y no de curación. Porque, cuando se abandona la dieta, generalmente, se produce una recaída después de unas semanas o unos meses.
Cuando la dieta es eficaz, hay un período de eliminación que puede durar desde unas semanas hasta unos meses. Se presentan varias molestias que corresponden a las moléculas nocivas que salen del organismo: dolor de cabeza, aftas, diarrea, pérdida de peso, etc. Este período desagradable es pasajero a la vez que alentador, pues corresponde a la primera fase del tratamiento: nos desembarazamos de las moléculas que se acumulan en el organismo. Las personas frágiles y debilitadas tienen que tener cuidado para no adelgazar demasiado rápidamente. Si tal es así, conviene interrumpir la dieta durante un tiempo y, luego, reanudarla paulatinamente.
Con frecuencia, el éxito terapéutico de la dieta permite eliminar gran parte de los medicamentos. No obstante, su ingesta no obstaculiza la eficacia del método. Cuando el estado de salud mejora, los medicamentos se pueden eliminar progresivamente, si el médico de cabecera está de acuerdo.

Hoy en día, los pacientes mencionados y todos los que pudieron constatar personalmente (o a través de sus pacientes) los efectos positivos de esta dieta son los mejores embajadores del método Seignalet.

La clasificacion de la enfermedades

La clasificación del Dr. Seignalet distingue 3 mecanismos fisiopatológicos. Por otro lado, algunas enfermedades complejas pueden sumar varios de estos procesos.

El método hipotóxico deriva de este razonamiento científico. Explica, paso a paso, por qué una mala alimentación puede afectar a nivel microscópico a algunas personas (predisposición genética). Y, en particular, a quienes padecen una enfermedad crónica.

El primero de dichos mecanismos se refiere a las enfermedades autoinmunes. Toma en consideración el funcionamiento de las moléculas HLA. Jean Seignalet era una de las autoridades mundiales en la materia. Las moléculas HLA contribuyen a defender el organismo. En opinión de Seignalet, las mismas permiten explicar por qué el sistema inmunitario se altera en numerosas enfermedades autoinmunes.

La teoría de la acumulación y la teoría de la eliminación derivan de esta primera hipótesis, con las diferencias del caso. El método Seignalet también resulta muy exitoso con estas enfermedades. La dieta es la misma en los 3 tipos mencionados. Lacausa estriba siempre en la hiperpermeabilidad del intestino delgado. Difieren los “protagonistas” de dichos mecanismos y la concatenación de los acontecimientos, que desemboca en enfermedades que se ponen de manifiesto de dos maneras distintas:

las moléculas nocivas “vagantes” se acumulan en las células, dificultan su comunicación y hasta pueden “penetrar” en las mismas. Provocan las denominadas enfermedades de acumulación.
El cuerpo intenta eliminar los desechos que han penetrado en los órganos, “expulsándolos” a través de uno de los emuntorios (filtros). Así nacen las enfermedades de eliminación.
Las enfermedades autoinmunes
“Considero que las enfermedades autoinmunes propiamente dichas, conforme a la definición clásica, son raras. Son una pequeña minoría. En este grupo coloco la Púrpura trombocitopénica idiopática (PTI) y, acaso, la miastenia. La dieta original, en estos casos, carece de eficacia. La única salida consiste en seguir tomando medicamentos.

La inmensa mayoría de estas enfermedades, en realidad, son aloinmunes. Es decir, corresponden a una respuesta inmunitaria normal, a la que sigue otra respuesta inflamatoria normal contra ciertos tejidos. Estos, al principio, están sanos pero albergan a un huésped indeseable; a saber: un péptido antigénico proveniente del entorno”.

Las enfermedades de acumulación
“En 1991, una reflexión sobre los desechos de origen intestinal, a los que considero culpables del desarrollo de numerosas dolencias, me llevó a diferenciar entre los péptidos y las proteínas (que pueden generar una patología autoinmune) y las demás substancias (que no son capaces de desencadenar una respuesta inmunitaria pero que resultan nocivas, cuando se depositan en los tejidos). Su acumulación progresiva en el medio extracelular, en las membranas plasmáticas y en el medio intracelular acaba por perturbar el funcionamiento de algunas células”.

Las enfermedades de eliminación
“Los glóbulos blancos desempeñan una función clásica, que consiste en luchar contra los agresores del cuerpo humano y, en particular, contra las bacterias y los virus. Pero, probablemente, tengan otra misión que se suma a la de luchar contra los gérmenes. Aparentemente, desempeñan la función de ‘basureros’: son los encargados de depurar el organismo de los desechos indeseables”.

https://www.seignalet.fr/es/el-metodo-seignalet/entender-el-metodo/el-metodo-seignalet.html

Nos encantaría que opinaras

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.